DENTIPLAN
Blog

Todo lo que quieres saber sobre ponerte implantes dentales

¿Sabías que en España 2 de cada 10 personas tiene un implante dental?

Así es.

En nuestro país, se colocan entre 1.2 y 1.4 millones de implantes al año.

Es una alternativa para solucionar varios problemas y tiene muy buenos resultados, ¿pero sabes qué son exactamente y cómo se colocan?

Como dicen, siempre es mejor estar informado para no sufrir engaños o sorpresas indeseadas, por eso, si te vas a colocar un implante o nunca has oído hablar de ellos, puedes leer este post donde despejarás todas las dudas que tengas.

implantes-dentales-1

¿QUE SON LOS IMPLANTES DENTALES?

Los implantes dentales aparecen como la solución para las personas que pierden un diente.

Lamentablemente, estos casos son más comunes de los que se piensa porque puede pasar por varios motivos, como por ejemplo caries profundas, traumatismos o infecciones en las encías.

Pero, ¿qué es exactamente un implante?

En pocas palabras, es una raíz artificial que reemplaza a un diente.

Generalmente, están formados por tornillos de titanio que se unen a la mandíbula del paciente en el lugar donde falta la pieza dental. Se utiliza titanio porque es un material que se fusiona con el hueso, lo que permite que el implante tenga éxito y se mantenga en el tiempo.

Una vez que se instala, funciona como la base sobre la que se fijan coronas, puentes o dentaduras.

Al igual que las raíces de los dientes, los implantes no son visibles cuando ya han sido colocados. Esto significa que a simple vista, nadie puede darse cuenta si una persona posee un implante o no.

VENTAJAS DE LOS IMPLANTES DENTALES

Esta alternativa para sustituir al diente tiene grandes beneficios en comparación con otras técnicas como pueden ser las prótesis fijas y la prótesis removible.

Podemos destacar las siguientes ventajas:

  • El procedimiento es menos invasivo: no es necesario adaptar o tallar las piezas dentales que están en contacto con el implante, por lo que se evitan otras lesiones.
  • Cualquiera se lo puede colocar: a menos que la persona tenga alguna enfermedad específica en el hueso o esté tomando algún medicamento especial, la mayoría de las personas puede colocárselos sin ningún problema.
  • Mejora los problemas de masticación: cuando el hueso no recibe el estímulo al masticar, va perdiendo grosor y su fragilidad aumenta. El implante permite que la persona pueda seguir masticando como si tuviera su diente original y, de esta forma, se conserva la densidad del hueso de la mandíbula.
  • Evita el movimiento de los otros dientes: cuando falta un diente, el resto de las piezas se mueve para compensar el hueco. Esto puede afectar tratamientos de ortodoncia o provocar que los dientes no se vean parejos, pero si se tiene un implante, esto no ocurre.
  • Aumenta la autoestima del paciente: no hay que dejar de lado la parte psicológica. No tener un diente tiene implicancias estéticas que pueden avergonzar a las personas. Al tener un diente igual al que se perdió, la persona puede sonreír y hablar sin preocuparse por su imagen.
  • No necesita un cuidado especial: con el cepillado normal alcanza para mantenerlo en buen estado.

Como ves, este procedimiento ofrece beneficios para la salud tanto física como emocional. Por eso, su uso es muy común en todo el mundo.

Hasta aquí parece todo muy lindo, ¿pero es muy difícil ponerlos?

implantes-dentales-3

¿EN QUE CONSISTE EL TRATAMIENTO?

La colocación de un implante es un proceso que se compone de 4 etapas.

Las vamos a repasar para entender mejor el procedimiento.

ETAPA 1: DIAGNOSTICO

Como pasa con cualquier otra intervención médica, primero se deben realizar estudios previos para evaluar cuántos implantes se necesitan y si es posible realizarlo.

Para eso, se debe determinar el estado del hueso y de la encía.

Es importante hacer un buen diagnóstico para que no haya dificultades en las etapas siguientes.

ETAPA 2: INTERVENCION QUIRURGICA

Esta intervención se realiza en forma ambulatoria y con anestesia local. No debería haber mayores complicaciones.

Básicamente, se realiza una perforación en el hueso para colocar el implante en ese sitio y hacer que entre en contacto con el hueso. La idea es lograr que el implante se fusione con el hueso, como mencionábamos al principio.

Finalmente, se coloca una prótesis provisional para cubrir la ausencia del diente.

ETAPA 3: PROTESIS

Por lo general, se necesitan de dos a seis meses para que el implante se fije al hueso. Esto varía según cada paciente.

Es necesario que el implante esté fijo para instalar la prótesis definitiva, que en la mayoría de los casos es una corona. De lo contrario, pueden ocurrir ciertas complicaciones.

De esta forma, se realizan distintas pruebas y distintos ajustes para instalar la prótesis definitiva de manera correcta.

ETAPA 4: CONTROL

Si bien el implante ya está instalado a esta altura y debería funcionar sin ningún problema, es importante mencionar que cuidar la prótesis y hacer una visita al dentista para su revisión permite prevenir muchos problemas.

Nunca está demás visitar a un odnotólogo para controlar que el implante esté fijo y asegurarse de que no haya sufrido ningún daño.

¿ES DOLOROSO PONERSE UN IMPLANTE DENTAL?

Ahora llegamos a la pregunta más importante de todas.

Por suerte, ponerse un implante no duele porque se realiza con anestesia local.

Existe la posibilidad de la sedación si el paciente tiene mucho miedo, pero no es lo más recomendable. Siempre es mejor estar despierto.

Sin embargo, pueden aparecer algunas molestias luego de la cirugía que se tratan con analgésicos. Por suerte, no son frecuentes los dolores fuertes durante el postoperatorio.

¿ERES UN CANDIDATO PARA UN IMPLANTE?

En la clínica dental Dentiplan, somos especialistas en la colocación de implantes dentales y podemos ayudarte con el procedimiento.

Lo más conveniente es reservar una cita con un odontólogo para que pueda evaluar tu caso particular y darte un asesoramiento personalizado.